Haz clic aquí para volver a la página de inicio

La vida crece cuando se comparte...


Compartiendo vida... Manolo y vos...


Pensando hondo, con la ayuda de los que antes lo hicieron...


¡¿Cómo callarse?! Déjenme entrar hoy un rato a sus casas y compartir junto a ustedes esto que estuve pensando... y me hizo bien por eso quiero regalárselos... Gracias! «No le digas nada a nadie”, “Sin embargo, apenas se fue, empezó a proclamarlo a todo el mundo, divulgando lo sucedido, de tal manera que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que debía quedarse afuera, en lugares desiertos, Y acudían a él de todas partes”
Se ha compadecido de un leproso, Jesús conocía muy bien la situación vital de aquel que se postra ante él suplicándole que lo purifique, así como sabe todo de nosotros. Su exclusión de la vida pública, su familia, su sinagoga. Viviendo en cuevas y dependiendo de la limosna de alguno que superara, el miedo y el asco, para dejarle algo para que coma. La maldición que significaba estar enfermo de lepra, ser impuro, ser pecador, por si, o como castigo a los errores de sus padres. La enfermedad física y la enfermedad espiritual, afectiva y sicológica, una verdadera y pesada cruz sin esperanza de cambio si no aparecía Jesús. Ante este cuadro existencial ¿que...? la compasión, la mano del Señor extendida y la “purificación” instantánea. El cambio instantáneo de toda la vida, el retorno desde la total marginación a la inclusión e integración vital, la recuperación de la vida, porque esto es lo que trasciende la sanación obrada por Jesús… mucho más que la salud.
¿Cómo callarse? Nosotros ¿nos habríamos callado? No, nosotros habríamos difundido la noticia de lo que el Señor hizo por nosotros, es el grito de la liberación y de la igualdad con todos, la participación en la vida que nos pertenece por derecho filial consagrado, no por un decreto o una constitución, sino por el Amor de Dios Padre, que nos da a su Hijo y que derrama el Espíritu, para hacer a todos los hombres libres, iguales y hermanos. Sin marginados ni excluidos, al menos, de su Amor.
Tener la confianza de este enfermo que nos representa a todos, es una invitación a creer, a estar ciertos y seguros de que Jesús nos purifica en un instante. Sólo basta creer como aquel y todos aquellos que, de todas partes, acudían a las afueras de los pueblos y ciudades convocados por Jesús, su persona, sus poderes y su cercanía.
Manolo un cristiano como vos....Subir al índice


Pedro: Piedra y satanás...
Nuestra pregunta es ¿Cómo ser piedra y satanás a la vez?
“Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo"
Este texto tan famoso de la Profesión de Fe de Pedro, con don del poder de las llaves, para atar y desatar, ha sido comentado muchas veces y frase por frase le hemos buscado respuesta a la pregunta y la hemos actualizado para nosotros hoy. Lo que nos llamó la atención y queremos compartirles es cómo una misma persona puede tener dos rostros tan dispares y dicho por el mismo Jesús. Es que Pedro no quiere un Cristo con cruz, dolor y menos muerto y con sus pensamientos de los hombres y no los de Dios, se convierte en instrumento de Satanás. A éste no le conviene que Jesús padezca y muera y tiene que apartarlos de la cruz a como de lugar. El diablo sabe que su reino llega a su fin si Jesús logra hacer lo que tiene que hacer, sacarle el dominio sobre los hombres, reducirlo a la impotencia y eso es algo que no soporta, menos aún que sometido, primero al poder del Crucificado y luego al de la Iglesia compuesta de hombres. ¿Cómo los hombres van a tener poder sobre él que es un ángel? Esto es algo que no puede soportar su soberbia.
Así siempre que se presente a los hombres un Cristo sin Cruz se les estará mostrando un Cristo que no salva, rebajándolo a la altura de un chamán, un maestro de espiritualidad pero no el camino, la verdad y la vida, el Señor y el que es Causa de Salvación para los que creen en su nombre y le entregan el dominio sobre sus vidas. Siempre que hablemos de un Cristo según los hombres y no el de Dios, ya sabemos para quien estaríamos trabajando “¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres".
Nosotros también con Pedro podemos ser piedras vivas en el edificio de Dios o también como Pedro podemos ser obstáculo, instrumentos del enemigo de Dios y de los hombres. Elijamos bien. Deseando llegar cada día más y mejor a todas las personas y especialmente a cada uno de ustedes y entre todos ayudarnos a elegir bien... Manolo un cristiano como vos Subir al índice


Jornada Mundial de las Comunicaciones - año 2012
La Evangelización y la tecnología
Amados hermanos en la Misión y la comunicación del Evangelio a toda la creación:
Hoy una vez más celebramos la “Jornada Internacional de las Comunicaciones”, que coincide con la solemnidad de la Ascensión del Señor, y es así, iluminada por la fe en el Señor asunto a los cielos y comunicador del Espíritu sin medida, adquiere un relieve especial y un significado que, hasta ser instaurada a nivel universal no tenía. La Iglesia aggiornada por el Concilio Vaticano II vio en las comunicaciones, hoy a nivel global, un signo de los tiempos a tener muy en cuenta, porque se abría ante sus ojos un medio muy directo, universal y práctico para ejercer la misión irrenunciable de “comunicar el evangelio”, con todos los recursos de las nuevas tecnologías florecientes; recordemos las comunicaciones vía satélite y todo el avance que significó para todo el mundo y la comunicación de todas las Iglesias del mundo con la Santa Sede. Poder ver al Papa, las Celebraciones en la Plaza San Pedro, todo esto era algo impensado pocos años antes de este cambio esencial en la vida del mundo. La revolución de las comunicaciones, el desarrollo de las mismas hasta llegar a Internet, le planteaban al Papa Paulo VI, de imperecedera memoria, la tarea de poner la Iglesia al día y conforme a los desafíos que esa revolución le presentaba. Si aquello nos asombraba en cuanto a lo instantáneo de las comunicaciones, las imágenes y, todo ello aún sigue creciendo; nos deja perplejos “ante el fruto del cerebro humano” como canta la canción. Quienes más y mejor comunican, mejores resultados obtienen en sus empresas, la evangelización también lo es y además lo merece, Jesús las habría usado hoy para llegar al mayor número posible de personas, para Él, llegar a todos era su preocupación “vayamos a predicar también a otras poblaciones, porque para eso he salido” por eso se ocupó de formar su herencia, la Iglesia con su mandato misionero, ése que hoy nosotros intentamos seguir cumpliendo, usando de todas las herramientas que nos brinda esa nueva tecnología de las comunicaciones, para acercarles a ustedes y a todo aquel que quiera bucear en el misterio y el amor de Dios, la buena noticia del amor y la redención.
Celebremos entonces la gracia de ser parte de esa Iglesia misionera y comunicadora, en el contexto de esta Jornada Mundial de las comunicaciones.
Un especial saludo en este día, a todos los comunicadores, que desde la radio, la televisión, el espacio web, los medios de difusión escritos, y toda manera de comunicación, se preocupan por esa maravillosa y desafiante tarea de llevar a los hombres la Buena Nueva de la salvación.
Deseando llegar cada día más y mejor a todas las personas y especialmente a cada uno de ustedes +Manolo Subir al índice


Reflexionemos aunque sea duro hacerlo...
ADN que sirve para unas cosas y para otras no.
Pensaba y les comparto para que lo podamos dialogar, que veo una profunda contradicción hasta ideológica, de nuestros legisladores que debaten acerca del origen de la vida, cuando es o no persona el óvulo fecundado, que si es vida humana o no para ser sujeto de derechos. Hablando del derecho de ser libres o no, según sean las circunstancias de un hecho delictivo, el ADN establece la presencia de una persona determinada, ella y no otra, para que quede responsabilizado o salvado del delito por la presencia o no de rastros genéticos en la escena del crimen. No entiendo, vale para unas cosas tan serias como para meter preso a alguien y no para defender o demostrar su existencia como persona desde la concepción. Si la información genética es válida para una lo debería ser para la otra. Pareciera que en lo acuñado por el Beato Juan Pablo II “la cultura de la muerte” esta es tan cobarde y perversa que se ensaña con quienes no tienen como defenderse y que dependen para seguir existiendo, no solo de la voluntad de sus padres o de su madre si estuviera sola, sino del Estado, custodio de los Derechos Humanos y en especial de los más indefensos y frágiles, ¿Quiénes sino los niños por nacer? Algunos que hablan del tema con tanta frialdad y dureza y con tanta contradicción. Los mismos que, hoy, usufructúan de un vientre que los gestó y de una madre que los puso en el mundo y los crió para que fueran lo que son hoy ¿Habrían tenido una historia o una no historia si sus madres hubieran pensado distinto? Les parece fácil hablar de este lado de la historia y no se miran a sí mismos en su origen genético, personal, único e intransferible (concepto filosófico y teológico de persona). En mi país solemos hacer las cosas impulsivamente y con la intolerancia de quienes no quieren proponer, sino imponer su ideología sin escuchar a otros, con el respeto con que se escuchan en otras sociedades mucho más democráticas. Israel, por ejemplo, tiene ley de aborto aséptico, pero antes de tomar una decisión tan difícil, hay un comité de bioética, sicología y de acción social que examina caso por caso, que no penaliza, pero tampoco facilita el pedido de la mujer embarazada, y que no desea continuar con su embarazo. Me preguntaba por qué tanto recaudo y me imagino que será en virtud del mandamiento del “no matarás”. No se cuales son los resultados de la responsabilidad del comité que trata el tema, pero me consuela que al menos en algún lugar las cosas se toman con mucha seriedad, cosa que no veo en muchos de nuestros legisladores, que siento que legalizan para algunos derechos y para otros no. No hay mayor derecho que el derecho a la vida, sin el respeto a este derecho ¿de que sujeto de derechos estamos hablando? No ha tocado muchísimas veces absolver y consolar a las perdonas,mujeres en general, que por ignorancia acerca de la gravedad del hecho o por falta de alternativas de vida han abortado. Las hemos tratado con misericordia y lo vamos a seguir haciendo. Creo que si tenemos la posibilidad política y social de cambiar las circunstancias, podríamos salvar tantas vidas, como la humanización de la sociedad nos exige y el evangelio nos inspira. Ninguna vida es inútil, ni está demás, toda vida es sagrada desde el momento mismo de la concepción y sabemos que lo sagrado no se toca. Con temor y esperanza en la capacidad del corazón del hombre.+Manolo Subir al índice


“Cuando llegaron adonde estaba Jesús, vieron sentado, vestido y en su sano juicio, al que había estado poseído por aquella Legión, y se llenaron de temor” 1. El pasaje del evangelio de Marcos al que hacemos referencia, pertenece al paso de Jesús y sus discípulos por le región de Gerasa, en él se nos cuenta la experiencia la liberación del endemoniado, que estaba poseído por una legión y los 2 mil cerdos que cayeron del acantilado y se ahogaron en el mar. La descripción que hace Marcos del estado de aquel “endemoniado” entraría perfecto en un diagnóstico de cualquier perito siquiatra que diría más bien que se trata de una persona que esta “loca”, demente o que ha perdido el juicio. Si bien teológicamente sabemos por la revelación que el demonio y el hombre son los culpables de la enfermedad y la muerte y que por esta razón están presentes en todo mal que afecta a las personas, síquico incluido, lo que nos describe Marcos, nos da material para que pensemos un poco en uno de los miedos ancestrales e instintivos que llevamos en nosotros. El miedo a la locura, a los neurosiquiátricos, a quedar encerrados y aislados del mundo exterior, es algo muy real y a todos nos afecta. Por eso cuando se juntan dos realidades como son el descontrol y la soledad estamos en presencia del miedo a la locura. La persona que enloqueció ha perdido, de manera temporal o permanente, el control sobre su conducta, y se convierte en un peligro tanto para sí como para los demás, por lo tanto se termina quedando sola, aislada por una internación y privada de una vida en familia y en comunidad. Esta situación nos genera pánico y rechazo, porque es algo en lo cual ninguno de nosotros querría encontrarse; hasta popularmente rechazamos cuando decimos algo que a otros les cuesta creer “¿que te pensar que estoy loco?” y nos ofuscamos. 2. Cadenas y grillos, sansonismo es decir una fuerza fuera de lo normal para romper los grillos, inmanejable, autoagresión, gritos y alaridos, habitar en los sepulcros, superado el temor inicial nos llevan a sentir un profunda compasión por la situación que esta persona vive. En nuestros días la ciencia ha desarrollado la psicofarmacología, que ayuda a la sociedad a cuidar de estos enfermos, superando las camisas de fuerza, las duchas de agua helada, los electroshock y hasta la internación permanente de las personas. Muchos cuadros que en otro tiempo no muy lejano sólo se trataban en una internación hoy se lo hace de manera ambulatoria. San Juan de Dios, el fundador de los hermanos que llevan su nombre, sufrió en carne propia lo que era “ser loco” en su época. Había sido de tal grandeza su conversión que los signos de ésta, fueron tomados como un estado de locura por las autoridades de Granada, que lo encerraron en el Hospital Real, donde el latiguillo era el método para dominar a los que se “brotaban”. El lo padeció y por eso cuando pudo salir fundó la Orden que luego llevaría su nombre, fundó un hospital para toda clase de enfermos y los psiquiátricos estaban entre ellos. Hoy a nivel mundial San Juan de Dios es símbolo de excelencia en la atención de los enfermos de estas características. Hoy la Universidad de Granada conserva la celda donde estuvo internado el santo ya que el edificio es el que en tiempo de San Juan era el Hospital Real. 3. Nuestras facilidades, para ser compasivos y misericordiosos con estos hermanos enfermos, son mayores que las de otras épocas, siempre claro, superado el miedo y el instinto, de lo contrario los presos somos nosotros, lo que no quiere decir que este proceso de liberación sea algo cómodo o barato, es un crecimiento que pone a prueba nuestra fe teologal y la caridad infusa, sin las cuales Jesús no puede actuar en nosotros la compasión como un valor cristiano por excelencia. Lo natural es el rechazo, la huida y la indiferencia, lo sobrenatural es el amor por la persona enferma, yendo más allá del estigma de la “locura”. Cuando hay amor de Dios dentro nuestro todo es posible, si es imposible ¿será porque no lo hay? “Nuestra ayuda nos viene del Señor que hizo el cielo y la tierra” que podamos pedirla y recibirla. Con todo afecto.+Manolo Subir al índice


Reflexión sobre la elección de Dios Revisando los distintos llamados que recibimos a lo largo de la vida hay algunos que tienen relación directa con el “hacer las cosas”, “estar en las cosas de Dios”, “realizar las obras de Dios”, esto lo hemos experimentado todos los que hemos decidido quedarnos célibes, consagrarnos a Dios o estar ordenados en el Ministerio Sacerdotal. Desde el llamado a la vida, a la fe y a la vocación específica según el don recibido, la elección se ha presentado ante nosotros, podíamos decir si o no, pero hemos elegido decir que sí a lo que Dios nos proponía. Nos ayuda a entender algunas cosas sobre este tema el diálogo entre Jesús y el joven rico de Mc 9. El joven piadoso y cumplidor de la los mandamientos desde niño, le pregunta al Señor que debe hacer para alcanzar la vida eterna. A esto Jesús contesta cumple con los mandamientos y se los enumera, pero después le plantea el seguimiento. El joven le preguntaba sobre el hacer y Jesús le plantea el ser “si quieres ser perfecto, ve vende todo lo que tienes, dalo como limosna a los pobres y después ven y sígueme” Del hacer al ser, de las cosas que hago para servir y agradar a Dios, a ser lo que Dios ama y quiere para sí. Esta sería la primera elección que conlleva el Señor y las cosas del Señor. Con el paso de los años ambas cosas van de la mano: el ser discípulo, seguir y vivir al servicio de las cosas que Dios nos llama a hacer. Pero llegará el momento de la vida en que Dios nos propondrá otra elección, mucho más profunda que toca hasta el desapego de las obras de Dios en las que estábamos comprometidos, pero que no son Dios, son las cosas de Dios, pero no Dios mismo. La elección aquí vuelve a presentarse como un desprendimiento y una opción por el ser para Dios, pero esta vez, sólo por Dios, despojados hasta de las obras y las cosas de Dios que sin embargo no son EL. Esto suele darse en el atardecer de la vida, es la elección de la segunda mitad de la vida, donde comenzamos a vivir la época de la herencia, de lo que vamos a dejar y de lo que nos va a quedar: “Tu eres Señor mi herencia, Tu eres mi único bien”. Al final cuando hasta nuestro cuerpo se disuelva en la tierra de la cual salió ¿que nos va a quedar? sólo Dios y nada más que Dios. Permaneceremos más allá de las obras y de las cosas, en ese estado nos quedará el ser, la singularidad, la persona trascendiendo y yendo más allá de todo, para recibir como herencia la gloria de haber elegido a Dios por Dios y por encima de todo. Lo único que nos puede privar de esta herencia es el peligro siempre latente de la idolatría, el apego a las cosas que por nobles que estas sean nada de eso es eterno, nada de eso es Dios, ni puede ocupar su lugar. Al Hijo de Dios le quitaron todo, desde la ropa hasta la vida, pero no pudieron quitarle su ser: “Padre en tu manos encomiendo mi vida” muere eligiendo ser, y ser para Dios su Padre. Nos pueden quitar todo menos el ser, el ser perdura más allá del tiempo y en el ser hay que afirmarse para decir que sí y seguir eligiendo a Dios por Dios, como única herencia y como único bien.+Manolo Subir al índice


“ella ha dado más que ninguno… ha dado todo lo que tenía para vivir” Lc 21,4 No sorprende como siempre, la mirada aguda y amorosa del Señor, que sentado frente al tesoro del Templo mira como los ricos daban de lo que les sobraba y la pobre viuda, pobre entre los pobres de Israel, ponía dos moneditas de cobre, todo lo que tenía para vivir. Él la pone de modelo y nos preguntábamos esta mañana en Misa: ¿Qué llevaba a unos a dar de lo que les sobraba y a ella a darlo todo? La respuesta nos pareció que era una sola, la experiencia de Dios, el valor de la fe que se abre al Absoluto y que lleva a ir más allá de cualquier lógica humana, de las justificaciones y de las seguridades que da tener en abundancia y hacer consistir en eso “la tranquilidad” de conciencia y de la vida. Estábamos en la Celebración unos pocos laicos, tres religiosas y el que escribe y nos cuestionamos ante la generosidad de la viuda, nuestra entrega, porque lo que impresiona del cuadro es lo que Jesús dice: “dio todo lo que tenía para vivir”. Los que estábamos ahí, especialmente los que hicimos una opción radical de vida, dimos a Dios todo lo que teníamos para dar, nuestra propia vida, lo más valioso para ofrecer a Dios. Ninguno dio de lo que le sobraba. Pero los laicos también pueden dar toda su vida al Señor si encuentran la forma de que las cosas y los bienes no aten o posterguen a Dios. También nos dábamos cuenta que para Jesús darlo todo tuvo la “ventaja” de una vida breve, sólo 33 años, en contraste con la nuestra que se extiende casi innecesariamente. Pero aún así esto no opaca la experiencia religiosa, para en buen gerundio, ir dándolo todo pero dosificadamente hasta el último suspiro. En el océano del Amor de Dios, el que más se da tiene siempre más y más para dar, lo que pasa es que si el miedo es superior a la experiencia de ese Amor de Dios, lo que nos cuestiona es la verdad de la experiencia religiosa, si ha sido real ese encuentro trasformador con Dios, hasta tal punto que sólo con la vida “se paga” su Amor. Pensábamos en Jesús que “siendo infinitamente rico se empobreció a Sí mismo, para enriquecernos a nosotros con su pobreza”, si esto está en nosotros toda generosidad es posible y real en la entrega de cada día inspirada en esta generosidad sin fin que el Señor tuvo pensando en cada uno. También nos preguntábamos ¿Qué quiere Dios de nosotros? y la respuesta es muy clara: Nos quiere a nosotros mismos, que para Él es lo más valioso, así ¿quién de nosotros podría negarle algo a Alguien que nos valora tanto? Pues había quienes sólo podían darle lo que les sobraba en contraste con quien le dio todo lo que tenía para vivir. La reflexión no se quedó en el ámbito de lo litúrgico, sino que nos dejó regulando para mucho más y para más tiempo. Con gusto se los compartimos.+Manolo Subir al índice


Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, basta que digas una palabra y mi sirviente sanará” Lc 7,1-10 Jesús atiende el llamado del centurión romano, respetuoso, que quiere al pueblo y que ha hecho cosas grandes como construir una sinagoga donde se celebra a un Dios que no es el suyo, que además quiere a su sirviente que sufre y está a punto de morir. El Señor va con la multitud y cerca de la casa le mandan decir “no soy digno de que entres en mi casa” y como razones le presenta el tema del poder, la subordinación y la obediencia en las cosas que un jefe le manda hacer a su sirviente. Es una confesión de fe en el poder de Jesús de quien ha oído hablar y a quien recurrió. “Si yo que no soy más que un oficial de baja graduación lo que mando se hace” Cuanto más tu Señor con una sola palabra sanaras a mi sirviente. Dos maneras de ejercer el poder, uno para mandar y organizar, el otro para servir al que lo necesita y al que sufre. Esta actitud solidaria de Jesús exorciza al poder como lo concibe el mundo que es para dominar y someter, humillar y usar, para enriquecerse a costas del pueblo, depredar los recursos naturales, exprimir como un limón o una naranja la capacidad de una persona y después de los 35 o 40 años tirarlo como algo ya inútil, porque se lo considera degradado y poco eficiente. Y otro más joven y ambicioso, y que por menos plata, le rinde más a la multinacional que el que lleva varios años y le resulta más caro mantenerlo en servicio, y por cualquier causa se lo saca del empleo sumergiéndolo, muchas veces, en la desesperación a él y su familia, porque difícilmente vuelva a encontrar un nuevo empleo, para él y los demás como él que han quedado obsoletos y deben ser reemplazados “por piezas más nuevas” a las que les pasará años después lo mismo. Doloroso pero real la salvajada de un capitalismo sin entrañas ni piedad y para quien las personas no valen como personas, sino como parte de un mecanismo al servicio del lucro sin ninguna otra finalidad que hacer dinero de cualquier manera. Nos pareció que las actitudes de humanidad del centurión romano y de Jesús muestran el rostro opuesto a lo que acabamos de describir. Que decir ante esto si alguno se encuentra en actividad antes de los 35 o 40, aprendan de la historia de nuestros abuelos y padres que siempre ahorraron, siempre guardaron algo para cuando hiciera falta, que no entren en la narcótica mentalidad de que si hoy gano bien o muy bien “tengo que vivir” confirme a la imagen que exige mi nivel de ingresos. Porque el futuro ya está fijado por el que les paga hoy y después ¿Qué? una patada en el trasero, unos pesos de indemnización y arréglatelas como puedas, nosotros ya te sacamos el jugo y no nos servís más. Hoy esto parece lejano para el que vive su próspera juventud hasta en lo económico y creo que en esto está el peligro, no pensar a futuro y lamentarse cuando el futuro se hizo presente y te encontró sin trabajo y sin posibilidad de conseguir otro. Cuídate y cuídense y aprendan de la historia o la prehistoria que en ella hay mucha sabiduría de la vida aprendida del sufrimiento y las contrariedades de la vida. Con todo afecto.+Manolo Subir al índice


A mis queridos Pami Boys con todo cariño. Sin caer en lugares comunes ni pretendiendo ser muy original, lo primero que me gustó saber a través de nuestro amigo Omar, es que se puede envejecer en comunidad, compartiendo el paso de los años y la sabiduría de estar en el ocaso de la vida, y poderlo contar: pues por algo y para algo Dios lo ha querido y lo sostiene hasta hoy. Alguna vez escuché al gran Ulises Barrera, aquel a quien escuchábamos comentar las peleas de Loche, Ringo o Monzón. “Hay dos maneras de llegar a viejo, o viejo o anciano. El primero tiene todos los resentimientos, la amargura, el desasosiego. Es gruñón, amargado, mezquino y huraño, es el que no supo o no vio que tenía que hacer las paces con su pasado y terminar sus días en paz. En cambio el anciano no tiene resentimientos, ha perdonado y se ha perdonado, entendiendo al fin que todo ha sido un extraordinario aprendizaje y que todo eso lo volvió sabio por haber vivido. Es amable, alegre, agradecido, altruista y terminará sus días en paz, dando con alegría los frutos de su larga experiencia, sintiendo la maravilla de que solo su cuerpo ha pasado por el tiempo, pero su espíritu permanece joven, con sueños por realizar, y con tiempo al menos para pensarlos como posibles si se dieran las circunstancias” Así hablaba este maestro que me dejó esta luz tremenda para mi y que quiero compartir con ustedes, con muchísimo cariño. En alguna otra parte la página reúne a Magdalena con sus “matusalenitas tejedoras” y leen alguna que otra reflexión una vez a la semana. A ellas como a ustedes mis Pami Boys les hace bien juntarse y reflexionar. Creo que es una hermosa manera de que cada vez que lo hacen el espíritu rejuvenezca, así la necesidad de reunirse a leer, rezar y tejer les ayuda a seguir “ancianizando” con alegría y provecho para ellas y su tiempo, sin tantas obligaciones y responsabilidades como en sus años mozos. Creo que son tiempos de unirse para darse fuerzas en medio de un mudo en que todo envejece al instante y que lo que importa es el momento, ni pasado ni futuro, donde no se encuentran sueños, que no sean a ver cuanto puedo consumir y ser feliz con eso. Hace poco en un colegio donde voy unas horas por semana se les preguntó a los chicos que era ser feliz para ellos y todos dijeron que tener el último celular o un plasma los haría felices ¿Cómo no sentirse arrinconado y descontado, en una sociedad juvenil que no tiene otro sueño que tener cosas? ¿Y los afectos, la vida, la paternidad, la profesión o el servicio a la comunidad? parece que solo valen si dan guita, de lo contrario no sirven. Somos testigos de una decadencia que no pensamos nunca que la veríamos. Solo cuando logramos sacar a los chicos de la idea del consumo en alguna convivencia, mini retiro o experiencia de encuentro con Dios las cosas comienzan a cambiar. Hoy nos lo estamos planteando sinceramente, darles esa oportunidad, porque los valores espirituales están enterrados en ellos y solo hay que sacarlos a la luz. Les ruego que en sus encuentros se acuerden de orar mucho por ellos, porque son los más pobres entre los pobres, porque son inmensamente ricos y no se han dado cuenta, ayúdennos con su oración y no dejen de dar con alegría. Bendito sea Dios por lo que les está haciendo vivir. Con todo afecto desde la web.+Manolo Subir al índice


Cuando quiero hacer un rato de oración y no se que hacer para empezar y esta llena mi imaginación de cosas tan absurdas, me refugio en san Ignacio y pongo en practica su consejo:" Toma los evangelios y haz la composición de lugar.1. Mira las personas de la escena.2. Fíjate en lo que hacen, en Jesus.3. Escucha lo que El dice o lo que dicen los otros participantes si se trata de un dialogo. Hazte participante silencioso de los dichos y de los hechos, como testigo. Así sin querer me quedo en silencio, se acalla mi imaginación y puedo contemplar y gozar de ese tiempo que guarde para mi. Pienso así también, en la actitud contemplativa de la Virgen, que meditaba y guardaba todas las cosas en su corazón. Hay días en que lo que medito me acompaña hasta la noche, o por algún tiempo hasta que me detengo en algo nuevo que leo, y hago el mismo camino interior y encontrando gusto. Gracias San Ignacio. Manolo Subir al índice


Cuando miro un poco de TV, además de sentir rechazo ante tanta mediocridad enlatada, y escuchar a algunos opinólogos de todo y de todos, le doy gracias a Jesús porque me dio vida verdadera y porque es mi Maestro. Le doy gracias por el Magisterio de Juan XXII, de Paulo VI, de Juan Pablo I o Juan Pablo II y de Benedicto XVI. Los Papas de mi vida hasta hoy. También por el magisterio de mi Obispo Diocesano, porque no opina sino que como Jesús, enseña y en medio de tanta confusión, su palabra me da identidad, es decir que me da con Quien identificarme, a Quien seguir, en Quien apoyarme para no quedar atrapado y ser arrastrado por la decadencia reinante. Doy gracias por 20 siglos de tradición y de enseñanza, porque la Iglesia no opina sino que enseña, porque su fe lleva 20 siglos de reflexión, porque por esta fe mía han derramado su sangre los mártires que son mi honor, por las horas y horas de estudio y oración de inmensos Doctores que me dejaron su pensamiento para que tenga luz y vida en el Nombre de Jesús a Quien amaron apasionadamente, tanto, como a la búsqueda de la Verdad. Gracias por semejante herencia de siglos. Con afecto. Manolo, un cristiano como vos... Subir al índice


Los distintos tipos de amor me han llamado siempre la atención y me han despertado la admiración por la cultura griega y su capacidad de dar nombre y describir aquello de lo que hablan. Por ejemplo ellos llaman "eros" al amor de si mismo, al propio deseo que marca con una flecha hacia algo que me pasa y que es pensar primero en mi, siempre en mi y solo en mi y mi satisfacción. Donde el otro es un mero instrumento que esta a mi servicio y al servicio de mi placer, desvirtuándome como persona, desvirtuando al otro y profanando la dignidad del amor y sacralidad de la vida. Llaman "filos" al amor de amistad y la característica de este amor es la igualdad y la reciprocidad, aquí el amor eleva y dignifica a quienes lo cultivan, el amigo es amigo del amigo, dicen los latinos. La presencia junto al otro, la reserva, el secreto, la confidencia, la lealtad, la fidelidad, en definitiva, son sus tesoros más valiosos, sus distintivos y el sello de autenticidad. Pero hay un amor más alto todavía el "ágape", este es el amor de predilección, es el amor de los padres hacia sus hijos, que tiene como primordial característica el olvido de si para poner siempre al otro en primer lugar. Es el amor mas austero consigo mismo y particularmente demostrativo y desinteresado para con el otro, generoso al extremo de hasta dar la vida por los hijos, esto, porque se siente íntimamente, que los hijos son mas que los padres, mejores que los padres y, porque solo en ellos se encuentra cubierta la necesidad de trascender y perdurar mas allá del tiempo, independientemente de la mayor o menor o ninguna fe. En el bautismo de Cristo la voz del Padre dice desde el cielo "este es mi hijo muy querido en quien tengo puesta mi predilección". Para nosotros los cristianos este amor ágape nace del corazón de Dios y se vuelca en el nuestro por el Espíritu Santo. Este mismo Espíritu al regenerar nuestro corazón, nos libera del egoísmo del eros, nos da la riqueza del filos, "ya no los llamo siervos a ustedes los llamo amigos" y nos capacita para "amarnos unos a otros como Jesús nos ha amado", y hasta entregar nuestra vida por amor y con su amor, por eso el que lo hace posible es el Espíritu que vive en cada uno de los bautizados. Con afecto Manolo Subir al índice


Me preguntaba los otros días, ante una inquietud que tenia mi pequeña sobrina y preguntaba la nena: "que es lo importante, Manolo?" Contame como empezaste vos a andar en la Iglesia y con los curas? Le dije que lo primero que descubrí, de grande ya, que lo fundamental y de lo que nace todo es de la Fe. Yo era un tibio practicón que iba a Misa para un difunto, o para el Domingo de Ramos y , en una de esas, para Navidad y con mucha suerte al Domingo de Pascua, si tenia una Iglesia cerca. Pero que en realidad eso no era la Fe. Estaba bautizado como muchos pero en realidad no creía, no vivía mi Fe, no estaba comprometido con Dios y Jesús era mas una estampita que alguien que estuviera vivo. Y aquí paré porque me di cuenta que no entendería mucho, porque es chiquita aun, pero al menos me escuchó con atención, mientras pudo. Pero, la inquietud de ella me dejó regulando en el sentido de mi testimonio ante otros, que podrían interesarse por lo mismo, cómo dar razón de mi esperanza. Y les comparto lo que pensé para responderles. .Que hoy la Fe es algo fundamental en mi vida, que le da sostén espiritual y anímico, que ocupa gran parte de mi tiempo libre fuera de las ocupaciones y la familia. Que es como pisar sobre sólido, sobre firme , que me ayuda a sobrevivir en un mundo tan cambiante y contradictorio. .Que conocer y experimentar la presencia de Jesús Vivo en todas partes, en todas las personas o en los distintos momentos del día, le da una luz muy particular a todo lo que antes hacia por rutina y a disgusto. .Entendí que una Fe sin obras es una fe muerta, pero que obras sin fe no salvan por si solas, ¡cuanto me costo entender esto! que no tengo que hacer nada para que Dios me acepte junto a El. Que mis obras no son un "soborno" para alcanzar sus favores, que Dios no da para que le den y, que lo primero es que lo acepte a El y su revelación, que acepte que no me puedo salvar, ni por tradición ni por hacer cosas. Que los méritos de Cristo crucificado y resucitado son suficientes y eficaces para salvar al universo entero y para todas las generaciones pasadas y futuras. Que esto era creer, dejarme salvar, dejarme redimir, dejarme transformar. .Pero sí hay obras vivas para una Fe viva y esas nacen del amor de caridad o la caridad sobrenatural, que habita en mi corazón y que de allí, se proyectan sobre el mundo, es decir, el amor a Dios como respuesta a su iniciativa amorosa y, el amor al prójimo, estos son la mayor prueba que puedo dar de mi Fe. Ahora esto no se da sin oración, sin purificación del corazón y sus verdaderas intenciones y sin la Eucaristía, que realimenta ese amor y que hace posible una comunidad iglesia que es donde uno se nutre de la vida de la Fe. .Y no puede faltar la Virgen, la Madre del Señor, la Peregrina de la Fe, que enseña que es creer en la buenas y en las malas, es decir desde Nazaret hasta el Calvario. Muchas bendiciones. Manolo (un cristiano como vos...) Subir al índice


Cuando me bautizaron mis padres y padrinos, más por tradición que por fe, me hicieron dos veces hijo: hijo de Dios e hijo de la Iglesia, pueblo de Dios en la historia, cuerpo místico de Cristo, misterio de comunión, luz de las naciones… Cuántas cosas he ido aprendiendo de mi fe a lo largo del tiempo y acompañado por la comunidad concreta donde esta fe se encarna y compromete. Gracias a Dios fui bautizado en el Espíritu Santo y esta iluminación, gracia y regalo de Dios quitó en mí la roca de la ignorancia de las cosas hechas solamente por costumbre o tradición, mostrándome que SER CRISTIANO es VIVIR del E. Santo y en el E. Santo, y de ningún modo solamente juntar estampitas o coleccionar recordatorios de sacramentos… A partir de esta iluminación y crecimiento, vivir los sacramentos significa para mí, mucho más que un número de celebraciones, es estar mano a mano con el Señor y su Espíritu, vivir conscientemente bajo la protección de la Virgen, trabajar codo a codo con mi sacerdote y mis hermanos de comunidad o grupo, y siendo parte de la Iglesia, comunidad concreta de vida, creer y construir juntos la venida del Reino anunciado por Jesús a esta Iglesia, que con luces y sombras; las mías y las de todos, ya entró en su tercer milenio de vida. Quiero como decía Santa teresa, morir hijo de la Iglesia y mientras tenga vida, dedicar hoy mí tiempo a su crecimiento y purificación, creciendo y purificándome yo mismo, para que Ella crezca y sea más pura. De la mano de Jesús y María, en la Iglesia de Jesús; Manolo Subir al índice


Les cuento que gracias a Johaquin Jeremías, que escribió un estudio histórico llamado "Jerusalén en tiempos de Jesús", pude asomarme al mundo circundante donde aconteció la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Cuales fueron los motivos sociopolíticos que generaron su muerte, y una muerte de cruz. El primer contexto más amplio era el del Imperio Romano, a ellos les importaba mucho la paz, sobre todo en un lugar como Palestina, que era como una gran aduana por la que pasaban las caravanas, que comerciaban entre Oriente y Roma, y los impuestos aduaneros eran un derecho y una gran fuente de ingresos. Por esta razón había que mantener la zona en paz, a espada y sangre, con violencia y opresión, sobre un pueblo particularmente obstinado y difícil de manejar, que reconocía el poder opresor, pero que se regia por sus propias leyes, la ley de Moisés. Aquí creo yo que empieza la relación de poder externo y de poder interno, que desemboca en la acusación de blasfemia, que para los romanos no constituía ningún delito, que los Sumos Sacerdotes, Escribas, Fariseos y miembros del Sanedrín le presentan al Procurador, Poncio Pilatos, en contra de Jesús, y la explicación de por que un miembro del pueblo judío muere crucificado, sin haber cometido ningún delito contra el Imperio. Pilatos tenía que mantener la paz a cualquier costo, aunque fuera a precio de una sangre inocente y, por cuestiones estrictamente de conveniencia, sociales, económicas y políticas. De donde, me preguntaba mientras leía, venia tanto odio contra Jesús, por que la dureza de corazón de las autoridades judías, de donde tanto rechazo hacia una persona de una inmensa bondad, sin mentira y sin Violencia, un profeta, un santo para el pueblo, un rabino mas, que hizo Jesús?, que les hizo Jesús? Creo que a la corrupción no le gusta que les saquen "los trapitos al sol", hoy dicen los chicos que les "saquen la careta". Y Jesús, su vida, su libertad, autonomía, popularidad y sobre todo su doctrina y, en especial, su enseñanza acerca de una religión en espíritu y verdad, un templo nuevo, que los adoradores de Dios ya no necesitan de Templos, que Dios es su papa, que siendo hombre se tiene por Dios y que en definitiva se mostraba insobornable para el poder dominante y que, sin pelos en la lengua, se atreve a denunciarlos públicamente como hipócritas en una actitud desafiante, esa verdad en la cara, no era cosa que pudieran soportar, mas allá de 3 años. Al cuestionar su falta de autoridad moral, sus incoherencias y sus juegos políticos defendiendo sus intereses y privilegios, olvidándose del pueblo, era una luz de verdad tan intensa y extensa, que había que apagarla para que no molestara mas y así seguir con sus asuntos. Pero, para las autoridades judías de entonces, la crucifixión de Jesús, no fue solo terminar con un problema que un rabino y profeta judío les ocasionaba, fue una exhibición de poder y un mensaje para todo el pueblo:"a aquel que se le ocurra hacerse el Mesías, creerse tal o enfrentarse a nosotros, miren como va a terminar". Jesús muere en el Calvario, una colina junto al camino de entrada y salida de Jerusalén, como para que todos los que pasaran lo vieran y lo recordaran, así a ningún otro se le volvería a pasar por la cabeza, Tan alto sueño de autoproclamarse el Mesías esperado. Este es algo del contexto del drama del Viernes Santo. Espero que les ayude a mirar los hechos de Jesús en su Pasión y Muerte con otra luz, como la comencé a ver quien escribe y comparte con Uds. Sin antisemitismo. Manolo Subir al índice


La Cátedra de S. Pedro Mt 16,13-19; “mas Yo te dugo que tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia…” Celebramos hoy 22 de febrero, la Cátedra de San Pedro, que si bien es una fiesta estrictamente romana, porque es celebrar la Cátedra del obispo de Roma, es también celebrar entre nosotros la Cátedra de nuestro obispo, porque todo obispo es custodio de la tradición-trasmisión del evangelio y del depósito de la fe en sus diócesis. Pedro en la figura del Papa lo es para la Iglesia Universal. Con el evangelio de la profesión de fe de Pedro, recordamos el momento en el Jesús pone al frente de la Primera Comunidad Apostólica a un hombre, que luego tendrá la sucesión personal dentro del conjunto de los Apóstoles, siempre habrá un sucesor de Pedro al frente de toda la Comunidad Cristiana, como signo de unidad y con la un magisterio universal que asegura, por la asistencia del Espíritu Santo, la pureza de la tradición y la doctrina de la Iglesia. Es el Maestro de la fe entre y por encima de los demás maestros, los obispos en comunión con él, por eso celebramos “La Cátedra”, el lugar desde el cual se enseña y que es lo que establece la necesidad de maestros y testigos de la fe, del credo y de las costumbres. Así la Iglesia es Una, porque tiene un centro de unidad en la persona del Papa, es Maestra porque tiene un único Magisterio que es el del Papa y de todos los obispos del mundo en comunión de fe él, doctrina y de autoridad de todo el mundo. Así la misión del Obispo de Roma y de todos los Obispos, es Conducir, Enseñar y Santificar, reuniendo en torno a sí la Iglesia-Comunidad de fe, bajo su acción Paterna y Pastoral. Es el Padre, el Pastor y el Maestro de la fe en cada Diócesis y el la une bajo su autoridad y magisterio. Esta es una razón por la cual se ruega por el Papa y por el Obispo, en cada misa cuando se los recuerda por su nombre. Desde el siglo IV la figura del sucesor de Pedro fue mirada con gran respeto y aprecio ya que dirimió controversias sobre temas de la fe, fue consultado sobre asuntos doctrinales que requerían una palabra esclarecida y como centro de la unidad de todos los fieles en Cristo, así la Comunión con él aseguraba la permanencia en la verdadera Iglesia de Cristo, no se podía creer en Cristo y vivir apartado de la Comunión en el Obispo de Roma, ya que era la expresión de que la tradición inaugurado por Cristo en Cesarea de Filipo no se había interrumpido nunca y aunque las personas fueron pasando y muriendo la tradición apostólica había seguido en los sucesores de Pedro y del colegio de los Apóstoles. Demos gracias hoy porque el Señor ha sostenido a los sucesores de los Apóstoles y al Santo Padre hasta el día de hoy, proveyéndonos siempre de un Padre, Maestro y Pastor, para toda la Iglesia y en cada Diócesis.+Manolo Subir al índice